12 elementos imprescindibles en una central de monitoreo

El objetivo de una centrales de monitoreo es responder a las señales de alarma para proteger activos y personas. Es un servicio que brinda respuesta 24/7 los 365 días del año. Tiene que estar operando y funcionando siempre. Es por eso que en una central de monitoreo tiene considerar todos los escenarios posibles de protección de datos y de operación continua, y crear planes de contingencia en caso de que surja un evento que dañe el equipo o suspenda alguno de los servicios vitales del lugar, como por ejemplo algún evento climático natural, daño electrónico, fallas en los suministros de energía o internet, fallas de operación de los equipos como receptoras, equipo de cómputo, routers de internet, entre otros.

Elementos imprescindibles en una central de monitoreo

A continuación exploraremos los 12 elementos imprescindibles en una central de monitoreo, fundamentales para una operación robusta y confiable. Estos componentes aseguran un servicio constante y eficaz, brindando tranquilidad tanto a los clientes como a los usuarios finales.

1. Respaldo de Energía: uno de los imprescindibles en una central de monitoreo

El respaldo de energía es un elemento fundamental en una central de monitoreo confiable. En caso de cortes de energía, una planta eléctrica o un sistema de UPS (Uninterruptible Power Supply) aseguran la continuidad del servicio, evitando interrupciones que podrían comprometer la seguridad de las instalaciones vigiladas.

2. Climatización: Asegurar un ambiente adecuado

La climatización en la central de monitoreo es esencial para mantener el rendimiento óptimo de los equipos. Una ventilación adecuada y un flujo de aire constante evitan el sobrecalentamiento, que puede provocar fallos en el equipo.

3. Acceso restringido: Protección esencial

Es fundamental restringir el acceso a la sala de comando de la central de monitoreo. Un control de acceso que solo permita la entrada a operadores y supervisores, utilizando reconocimiento facial o huella digital, garantiza la seguridad física del personal y de la instalación.

Control de acceso en una central de monitoreo

4. Almacenamiento de datos redundante: Asegurando la continuidad del servicio

El almacenamiento de datos redundante es esencial para garantizar la continuidad del servicio en una central de monitoreo. Al respaldar la información crucial de clientes, eventos y registros, se asegura una rápida recuperación en caso de cualquier fallo o interrupción. Este enfoque no solo proporciona tranquilidad en cuanto a la integridad de los datos, sino que también asegura una respuesta eficiente y efectiva ante cualquier eventualidad, manteniendo así la confiabilidad y la calidad del servicio ofrecido.

5. Repuestos de hardware: Garantiza la continuidad operativa

Contar con piezas de repuesto para receptores de alarmas y equipos de monitoreo es esencial para garantizar la continuidad operativa de la central de monitoreo. Esto incluye tener disponibles componentes como tarjetas de circuito, fuentes de alimentación y módulos de comunicación para reemplazar rápidamente cualquier dispositivo que falle y evitar interrupciones en el servicio de monitoreo.

6. Soporte técnico 24/7: Respuesta a eventualidades

Asegura un equipo de gestión de Tecnologías de la Información (TI) disponible en todo momento para resolver problemas. Contar con soporte técnico disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, garantiza una respuesta rápida y eficiente ante cualquier eventualidad que pueda surgir en la central de monitoreo.

Soporte IT en una central de monitoreo

7. Sistema de cámaras: Garantía de seguridad

Contar con un sistema de cámaras en la central de monitoreo es esencial, ya que permite registrar y confirmar cualquier situación en el área. Además, proporciona un respaldo de video crucial en caso de cualquier eventualidad.

8. Sistema de gestión de alarmas basado en IP: Una revolución en la industria

Las centrales receptoras de alarma basadas en IP representan un avance significativo en la industria de la seguridad electrónica. Estas centrales integran la recepción de señales, el software y el servidor en un solo sistema, simplificando la gestión y brindando la versatilidad de instalación local o en la nube.

9. Seguridad cibernética: Protegiendo la integridad de los datos

En las centrales de monitoreo, la seguridad cibernética es un desafío crucial. La conexión a internet aumenta el riesgo de ataques informáticos. Implementar medidas sólidas de protección de datos y sistemas es esencial para evitar vulnerabilidades. La comunicación encriptada entre el panel de alarma y la central de monitoreo es prioritaria para garantizar la integridad de los datos recibidos.

10. Redundancia de internet: Manteniendo la conectividad

La redundancia de internet es una práctica fundamental en una central de monitoreo. Al contar con múltiples proveedores de internet, se garantiza la conectividad en todo momento, incluso en situaciones de fallo o mantenimiento de un proveedor. Esta estrategia asegura una comunicación ininterrumpida con los sistemas de seguridad, y permite mantener la operatividad continua de la central de monitoreo.

11. Verificación visual de eventos: clave para la autenticación

La verificación visual de eventos es esencial en las centrales de monitoreo. Permite confirmar la autenticidad de los eventos registrados y minimizar riesgos. Al proporcionar una capa adicional de seguridad, garantiza respuestas adecuadas y la toma de decisiones informadas en situaciones críticas.

Camaras de vigilancia en una central de monitoreo

12. Planes de preparación para emergencias

Por último, pero no menos importante, es crucial contar con planes de contingencia en caso de un evento inesperado. La imprevisibilidad de las emergencias resalta la importancia de tener estrategias de respuesta y recuperación establecidas en la central de monitoreo. Estos planes permiten una recuperación rápida y efectiva ante cualquier eventualidad. Es fundamental capacitar al personal involucrado y garantizar que estén preparados para seguir los protocolos establecidos incluso en situaciones estresantes.

Conclusión

La importancia de una central de monitoreo radica en su capacidad para salvaguardar activos y vidas, operando sin interrupciones las 24 horas del día, los 365 días del año. Para garantizar esta operatividad constante, es esencial considerar todos los escenarios posibles y establecer planes de contingencia adecuados. Desde cortes de energía hasta ataques cibernéticos, una central de monitoreo confiable debe estar preparada para enfrentar cualquier desafío.

Los 12 elementos imprescindibles en una central de monitoreo que mencionamos, como el respaldo de energía, la climatización, el acceso restringido y la redundancia de internet, entre otros, forman la base de una central de monitoreo robusta y confiable. Al priorizar la seguridad física, la protección de datos y la preparación para emergencias, estas centrales garantizan un servicio continuo y eficiente que proporciona tranquilidad a sus clientes y usuarios finales.

Si estás interesado en conocer más sobre equipos para centrales de monitoreo u otros dispositivos de seguridad electrónica, contáctanos y uno de nuestros asesores te proporcionará la información que necesitas.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Molinetes de control de acceso peatonal

Molinetes de control de acceso peatonal

En los últimos tiempos, los sistemas de control de acceso se han vuelto esenciales para gestionar el ingreso peatonal en empresas, instituciones y organizaciones. Proteger los accesos a sus instalaciones, activos y personal es una prioridad. Entre las diversas...

read more

¿necesita asesoría?

Uno de nuestros ejecutivos puede ayudarle a  encontrar la solución adecuada para las necesidades de seguridad de su empresa.